Noticias, tutoriales & consejos de MAGIX

5 consejos para principiantes en la edición de imágenes.

Me gustaría daros un par de consejos muy útiles sobre la edición de imágenes. Si eres principiante, seguramente tendrás un montón de imágenes que no son perfectas. Las fotografías con apariencia profesional son especialmente importantes si quieres, por ejemplo, imprimir folletos.

Por ello existe software para la edición de imágenes: con un par de clics (si sabes bien cómo hacerlo) se puede dar mayor frescura a las fotos aburridas. Los fotógrafos profesionales también utilizan la edición de imágenes para darles el toque final a sus fotos. Y ahora un par de consejos para empezar.

1. No editar nunca la foto original.

Hagas lo que hagas, no modifiques nunca la foto original. Haz una copia en el programa de edición de imágenes y trabaja únicamente con la copia. (Un pequeño comentario: todos los software de MAGIX trabajan de forma no destructiva y no modifican nunca la foto original). Ya que si la imagen original se queda intacta, se pueden realizar mejoras porteriormente así como comprobar el brillo y el tipo de edición de imagen. Puede ser que quieras editar la foto de una u otra manera en función del objetivo para el que la necesites.

2. No editar demasiado las fotos.

Si modificamos o mejoramos en exceso una foto, puede ser que parezca muy poco natural. Además, perderá muchos detalles importantes. A no ser que ese sea precisamente el objetivo de la edición de imágenes, debería evitarse. Hay que saber dónde parar. Afortunadamente, todos los programas de edición de imágenes digital tienen el botón “deshacer”.

3. Editar las fotos borrosas y aburridas.

Dirígete al menú de color durante la edición de imágenes y aumenta la intensidad del color ya que así las fotos mate y borrosas ganarán frescura. También se pueden ajustar las fotos muy oscuras o demasiado luminosas así como la nitidez, si quieres optimizar una foto borrosa.

4. Eliminar fácilmente elementos molestos.

A menudo ocurre que el objeto más importante de la imagen aparece rodeado de motivos menos interesantes. Como por ejemplo una plaza de aparcamiento vacía o el cielo gris hacen que la imagen pierda su atractivo principal. En estos caso, podemos separar la parte menos importante y eliminarla mediante la edición de imágenes. Parece fácil y realmente lo es, además tiene un gran efecto en la foto.

5. Adaptar el tamaño: las fotos pequeñas son más nítidas.

Si reducimos una imagen, la resolución es mayor y parece que tiene una nitidez mayor. Para imágenes que se vayan a imprimir, hay que tener en cuenta que la resolución tiene que ser de 300dpi. Si se va a publicar en Internet, debería ser de 75dpi. Con esta resolución, la imagen sigue siendo suficientemente nítida y tiene el tamaño ideal para una página web. Esperar demasiado porque tienen que cargarse fotos grandes suele ser bastante irritante.

Un último consejo: si vas a imprimir fotos, prueba primero a imprimir una en tu casa y comprueba el resultado, ya que muchas veces las vemos estupendas en la pantalla del ordenador pero luego no tienen la misma calidad impresas. Y una vez que las hemos imprimido, ya no hay edición de imágenes que nos pueda ayudar.

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *