Noticias, tutoriales & consejos de MAGIX

Creo que soy parte de la película: la técnica 3D (capítulo 1)

Visión tridimensional y los comienzos de la técnica 3D

La ya muy popular tecnología de cine en 3D nos permite “sumergirnos” en la película y estar más cerca que nunca de lo que ocurre “dentro” de la pantalla. Básicamente se basa en asignarle una imagen a cada ojo. La visión tridimensional funciona exactamente de la misma manera: nuestros ojos ven el mundo desde perspectivas diferentes, ya que la distancia promedio entre ambos es de 6,5 cm. El cerebro junta luego esas dos perspectivas en una sola imagen y es capaz de determinar qué objetos se encuentran cerca y cuáles están lejos. Las tecnología 3D aplicada en las salas de cine saca provecho a esta visión tridimensional. Con un proyector de cine y gafas especiales, los ojos procesan las imágenes con perspectiva distorsionada, lo que genera un efecto 3D. Por lo pronto, ya que cada ojo ve una perspectiva ligeramente diferente de la misma imagen, el cerebro puede dar lugar a una imagen tridimensional ante nuestros ojos.

Los primeros pasos de la película 3D

A pesar de que el tema 3D ganó actualidad en 2009 (con “Avatar” de James Cameron), ya se había utilizado a nivel comercial en los años 50. Que la idea sobre el tema daba vueltas, se puede ver en una publicidad de whisky de 1943 en la que un avión volaba sobre las cabezas de la audiencia en el cine. Unos diez años más tarde estalló la primera gran oleada de producciones de cine 3D. En esta época se realizan cerca de 50 producciones en 3D, entre ellas, la película de ciencia-ficción “It came from outer space” de Jack Arnold, el western de John Farrow nominado al Oscar “Hondo” y el clásico de Hitchcock, “Dial M for Murder” (Con M de Muerte) . Antes de este “furor” 3D, ya se habían realizado algunos experimentos de largometrajes en 3D, pero – especialmente en Europa – no tuvieron mucha repercusión.

Cabe señalar que los primeros experimentos que se realizaron con tecnología 3D fueron en 1895. La película muda francesa en blanco y negro “L’arrivée d’un tren à La Ciotat” (“El arribo del tren a La Ciotat”) fue el primer intento de los hermanos August y Louis Lumière, por lograr un efecto 3D. Este proyecto de un minuto del anteúltimo siglo es el primer intento documentado de una película en tres dimensiones.

¿Por qué el cambio a 3D?

La razón por la cual se busca una tecnología innovadora para el cine, fue la misma desde siempre: la cantidad de espectadores va disminuyendo y pone en peligro la existencia del cine. En ese momento aparecieron los primeros televisores, que permitían a los potenciales espectadores disfrutar en casa de una experiencia similar al cine. Así, las familias iban cada vez menos al cine. En la actualidad ocurre un fenómeno similar: los sistemas de cine en casa pueden imitar muy bien la atmósfera del cine real y reducen la necesidad de “clásicas” noches de cine. Por otra parte, el intervalo de tiempo entre los lanzamientos en cine y en versión en DVD y Blu-ray son cada vez más cortos. Los aficionados al cine saben entonces que no tienen que esperar mucho para disfrutar la película en su cine en casa. Para incentivar al público a que vaya a las salas de cine con más frecuencia, se retomó el tema 3D. Y debido a la tecnología mucho más avanzada, las películas en 3D son ahora mucho más atractivas e interesantes para el espectador.

En los siguientes capítulos de esta serie 3D podremos ver un breve panorama acerca de las diferentes técnicas del cine 3D, la creciente gama de televisores 3D y Blu-ray, y un resumen sobre la industria de los videojuegos.

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *