Noticias, tutoriales & consejos de MAGIX

Estaciones de trabajo digital (DAW), equipos de grabación de música

Estaciones de trabajo digital (DAW), equipos de grabación de música

Una estación de audio digital (digital audio workstation, DAW) es un software diseñado para grabar, reproducir y editar audio. Los equipos actuales promedio son tan potentes que en la actualidad pueden utilizarse para crear y grabar música. Al instalar esta aplicación en tu PC, dispondrás del reemplazo digital de un estudio de grabación analógico. Muchas veces, también se denomina a una DAW un “secuenciador de audio” o “secuenciador de música”. Sus funciones se basan en el equipo y los procesos disponibles en un estudio de grabación tradicional. Aquí trataremos los conceptos básicos que se requieren para utilizar este tipo de software. Esto incluirá la explicación de algunos hardware así como de terminología básica. El software cuenta con herramientas de procesamiento de señales digitales llamadas plug-ins, que puedes utilizar para aplicar efectos en el sonido. Estos componentes también se basan en los dispositivos de efectos existentes, como distorsión, delay, reverberación, ecualizadores, etc.Estas herramientas se utilizan dentro de un mezclador, lo que te permite ajustar los niveles individuales de las pistas, así como adaptar la posición y la señal de los sonidos dentro del campo (o panorama) estéreo. También se incluyen instrumentos virtuales para que utilices como fuentes de sonidos. Estos instrumentos imitan a los instrumentos acústicos tradicionales, como pianos, guitarras, cuerdas, etc., así como a teclados electrónicos, cajas de ritmos y dispositivos de modificación de sonidos. Cuando finalizas estos procesos, puedes exportar las múltiples pistas (bouncing) como un archivo estéreo, esto es, el formato de un CD o descarga digital. Muchos otros procesos técnicos forman parte de este trabajo, pero esto es un breve resumen de la función principal de una DAW.

Interfaz de audio

En general, el software se utiliza junto con una interfaz de audio (tarjetadesonido) que canaliza las señales entrantes y salientes del equipo. Básicamente, esta interfaz podría ser la tarjeta de sonido incluida en tu PC y que utilizas para escuchar el sonido. Un problema frecuente con las tarjetas de sonido estándar es que no están diseñadas para cumplir con los requerimientos de una DAW. EL principal problema con el que te podrías encontrar es el de la latencia. Esto está relacionado con la forma en que el sonido fluye a través de las tarjetas de sonido. Cuando las señales ingresan a tu tarjeta de sonido, habrá un retardo hasta que puedas escucharlas, como máximo 5 segundos. En términos de rendimiento musical, esto no es aceptable. Al usar una tarjeta diseñada para la producción de audio, la latencia no será un problema. De tus requerimientos dependerá la interfaz que escojas. Primero, utilizar una interfaz de audio profesional mejorará la calidad del sonido de lo que estás escuchando, un aspecto muy importante. Segundo, deberás tener en cuenta tus requerimientos de entrada y salida, micrófonos, nivel de línea o señales digitales para escoger el dispositivo adecuado. Al conectar micrófonos e instrumentos a tu interfaz de audio puedes grabar múltiples señales en simultáneo en diversas pistas. En general, cada pista contiene una sola señal/instrumento. Después de la grabación, podrás editar el audio de forma similar a como editas un documento de texto, es decir, que podrás cortar, copiar, pegar y reordenar el contenido grabado.

Interfaz MIDI

Además de señales de audio, una DAW también puede grabar información MIDI. MIDI incluye la información respecto a cómo se toca un instrumento, pero no el sonido verdadero. Un dispositivo de entrada MIDI es similar a un teclado QWERTY, salvo que puedes utilizarlo para tocar instrumentos MIDI o instrumentos de software dentro de la DAW, grabar las notas que has tocado y otra información de control, como los cambios de parámetro del sonido. Existen diferentes tipos de controladores y tu elección dependerá de la música que produzcas y del tipo de interacción que desees. Esto puede ser una interfaz similar al teclado del piano estándar, un controlador Wii o, por supuesto, una aplicación. A través de MIDI puedes entablar cualquier tipo de interacción musical con el software, aun si no eres músico. Después de grabar, puedes editar la información MIDI tal como lo haces con el audio.La ventaja que brinda MIDI es que puedes tanto eliminar como agregar notas u otra información sin afectar el resto de la grabación, lo que es casi imposible con el audio.

Material

Un aspecto muy importante que debes tener en cuenta para escoger la DAW de MAGIX ideal para tus requerimientos es el tipo de trabajo que realizarás y el género de producciones que deseas crear. Una DAW puede considerarse como un lienzo en blanco en donde pintarás tu trabajo (música). Según el tipo de música que quieres crear, algunas características se adaptarán mejor a tus necesidades. La mayoría de las producciones modernas de música es una combinación de material grabado previamente en forma de loop con grabaciones en vivo. Si vas a crear solamente música electrónica, es posible que utilices únicamente loops y samples. Los “loops” son segmentos breves, entre 1 y 16 compases, de un instrumento o un grupo de instrumentos que tocan un género en particular. También usarás “samples”, estos son beats individuales como un golpe de percusión o un efecto de sonido. MAGIX te brinda una vasta colección en forma de soundpools. Si trabajas de esta forma, puedes construir una canción a partir de estos “bloques de construcción”.Si estás realizando grabaciones en vivo, entonces es probable que te interese más la grabaciónmultipista. Puedes grabar varias tomas y luego editarlas y combinarlas en una toma principal. Esta es una técnica muy común en el área, que se denomina comping. Todas las aplicaciones para creación de música de MAGIX ofrecen las herramientas necesarias sin importar el tipo de música que desees crear.

Diferentes opciones

MAGIX cuenta con una variedad de DAW diseñadas para trabajar con audio y MIDI. Cada una está pensada para un tipo de producción de música determinado. Sin embargo, todas las opciones son versátiles y ciertas de sus capacidades se superponen. En mis próximos artículos trataré en más detalle las funciones de Music Maker, Samplitude Producer/Music Studio y Samplitude Pro X. Su accesibilidad y funcionalidad para el usuario se reflejan en el precio y en el nivel de conocimientos previos requeridos para sacar el mayor provecho del software. Según tus requerimientos y expectativas, algunos serán más adecuados que otros. Mantente conectado.

2 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *