Noticias, tutoriales & consejos de MAGIX

La edición de vídeo: Un paso más, un antes y un después

La creación y publicación de vídeos de particulares ha seguido un patrón muy concreto hasta hace poco tiempo: concepción de la idea (o, casi siempre, inspiración espontánea), montaje, y exposición en la Red a través de blogs o canales tipo youtube, Vimeo etc. Por suerte, se ha incluido un paso más en este patrón, que ha afianzado su importancia en muy poco tiempo: la edición de vídeo. ¿Asusta? Pues no es para tanto. Simplemente se trata de mejorar y aplicar un poco de creatividad a nuestros vídeos, más allá del mero montaje de tipo “corte aquí, corte allí”. ¿Cómo? Con la ayuda de aplicaciones que permiten que los autores más noveles consigan sorprender a los más exigentes y supuestamente experimentados. Es asombroso lo mucho que puede cambiar un vídeo con un poco de dedicación: podremos mejorar la calidad de la imagen o la estabilidad, incluir una banda sonora, o, gracias a los efectos audiovisuales adecuados,  conseguir un vídeo realmente único, especial y de aspecto prácticamente profesional.

Entre las aplicaciones más básicas y sencillas, que solo nos permiten incluir una pista de audio y un par de efectos, y los programas profesionales utilizados en estudios y productoras, el elenco de opciones intermedias es muy variado y está lleno de posibilidades para cualquier nivel.

Ramón Cutanda, gestor de videoedicion.org, nos comenta estas opciones „Cada vez más, los usuarios domésticos demandan de los programas de edición de vídeo algo más que una edición al corte con un simple título y una banda sonora. Esto deja a los productos de edición de vídeo domésticos en una compleja situación ya que, si bien deben ser sencillos para los recién llegados, no deben carecer de herramientas avanzadas; deben contar con una interfaz sencilla y agradable pero, al mismo tiempo, deben „esconder”, para quien quiera usarla, una colección de herramientas más profesionales que permita, sin excesiva complejidad, darle a un vídeo casero los toques que hacen que deje de serlo. Por suerte para todos, este tipo de productos no solo existen, sino que también son accesibles a cualquiera.“.

¿Por qué limitarnos entonces a resultados mediocres, cuando podemos hacer que no lo sean? ¿Miedo? ¿Falta de tiempo o de conocimientos? No son excusas válidas. Las opciones de edición de vídeo son, como comentábamos, muchas y variadas; de manejo sencillo, rápido y con funciones desde muy básicas a muy avanzadas para que podamos „crecer“ en la edición de vídeo con la misma aplicación… no hay excusas, ya lo veis. Está claro, pasar de la normalidad a la excelencia no es tan complicado. Así que, amigos, ¡a editar!

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *