Noticias, tutoriales & consejos de MAGIX

La latencia en la producción musical con MAGIX Music Maker 2016 Premium

La latencia en la producción musical con MAGIX Music Maker 2016 Premium

MAGIX Music Maker 2016 Premium es un programa sencillo de edición de audio digital (DAW) ideal para principiantes que se están iniciando en el mundo de la producción digital de música. Aunque sea un DAW fácil de aprender a manejar, no hay que subestimarlo en cuanto a producción y calidad de la mezcla final. Se trata del “hermano pequeño” de soluciones de software profesionales de MAGIX como Samplitude Pro X2 y Sequoia 13, con su sofisticado motor de audio híbrido, utilizadas en todo el mundo por productores y especialistas en masterización. En vista de esto y en su correcto contexto, Music Maker debería integrarse en el estudio doméstico como una herramienta de iniciación, que es ampliable por módulos y que principalmente facilita la producción de música.

Figura 1 - Music Maker es un DAW para principiantes que se adapta al sistema del usuario y que ha sido concebida como una herramienta de fácil manejo.

Figura 1 – Music Maker es un DAW para principiantes que se adapta al sistema del usuario y que ha sido concebida como una herramienta de fácil manejo.

 

Como fabricante de soluciones digitales de audio, comercial de la línea de productos de MAGIX y músico freelance, mi objetivo es conseguir que otros productores que utilizan Music Maker entiendan mejor cómo explotar al máximo las posibilidades que les ofrece el programa para optimizar su flujo de trabajo. También me gustaría responder a las preguntas más frecuentes que me plantean los clientes. Este artículo es el primero de una serie que busca aclarar temas complejos y mitigar las posibles frustraciones de los músicos que no están familiarizados con los problemas de configuración de software y hardware que surgen durante la producción digital de música.

¿Crear música con un PC estándar? Se dividen recursos vitales.

Muchos nuevos artistas instalan Music Maker en un portátil o en un PC concebido para un uso doméstico o de entretenimiento. Estos equipos no vienen configurados para la producción y edición de audio, por lo que la edición de audio multipista puede ser más difícil de lo que cabría esperar en un principio teniendo en cuenta los recursos del sistema. Incluso los equipos que se venden directamente para la producción multimedia no son a menudo nada más que equipos para juegos de PC. La mayoría de las quejas de clientes que llegan vía online están relacionadas con los equipos, algunos de ellos incluso completamente nuevos. Los clientes se quejan de los problemas de rendimiento del PC a la hora de reproducir o grabar música.

Existen diversos motivos que explican estos problemas de rendimiento derivados de una serie de factores.

  • la arquitectura y velocidad de la CPU,
  • la cantidad disponible de memoria RAM del sistema,
  • procesos en segundo plano y latencia del sistema,
  • drivers y búfers de audio,
  • hardware instalado que podría ocasionar latencia,
  • el modo en el que trabaja el DAW en estas condiciones y cómo reacciona a todos estos factores.

Debido al modo en el que se utiliza el audio en un PC, esta lista no solo es aplicable a Music Maker, sino también a cualquier otro DAW del mercado. Por lo tanto, cualquier equipo es susceptible de tener problemas de rendimiento cuando el software no está configurado de acuerdo con el hardware en el que está instalado. No existen preajustes universales que siempre funcionen y el método para configurar un DAW es más un arte que una ciencia.

Antes de empezar a producir comprueba tu latencia.

Cuando hablamos de producción musical, la latencia de audio es el motivo principal que provoca que un PC tenga problemas de rendimiento. Antes de empezar a utilizar Music Maker o cualquier otro producto MAGIX, es conveniente comprobar la latencia del sistema para localizar programas en segundo plano potencialmente problemáticos. A menudo estos programas o procesos funcionan de manera oculta y luchan por hacerse con más recursos del sistema, ocasionando los famosos crujidos, interrupciones, retrasos o distorsiones que arruinan los proyectos y acaban con la diversión. Existen varios programas que pueden descargarse gratis. Para nuevos usuarios yo recomiendo LatencyMon de Resplendence. Es conveniente que este programa sea el único en funcionamiento mientras se realiza la comprobación con el fin de que pueda medir la utilización de los recursos del sistema de un modo más exacto.

Figura 2 - LatencyMon muestra todos los procesos en curso para identificar qué es lo que podría frenar el sistema.

Figura 2 – LatencyMon muestra todos los procesos en curso para identificar qué es lo que podría frenar el sistema.

 

Esta sencilla herramienta comprueba la latencia y permite de este modo valorar la capacidad de audio en tiempo real del sistema. Si se encuentran procesos o programas en segundo plano, aparece un mensaje en la pantalla principal del programa avisando de que el PC no es adecuado para el audio en tiempo real. Las barras de latencia ayudan a identificar los programas o procesos que generan latencia. Ejemplos de programas que generan latencia:

  • programas de backup conectados a un disco duro externo o a la nube,
  • tarjetas de red, incluidas wifi y Bluetooth,
  • drivers para dispositivos externos a través de los “programas de configuración” que se suelen instalar cuando se conectan al PC como ratones gaming o teclados especiales,
  • software antimalware y antivirus,
  • programas que se inician al arrancar el sistema y buscan actualizaciones automáticamente.

Si después de la comprobación todo está en la “zona verde”, el sistema está preparado tal y como está. Si existen procesos o programas que obstaculizan el rendimiento del DAW, los indicadores de estado muestran qué programa es el problemático. Si se deja funcionar el programa durante unos diez minutos, se dispone de suficientes datos para poder valorar si hay problemas potenciales, errores de página o valores altos para deferred procedure calls (DPC) o interrupt service routines (ISR), que están principalmente relacionados con drivers y “allocated resources” (recursos asignados).

Un error de página se produce cuando el sistema no dispone de suficiente memoria física y algunas partes del programa que se encuentra en funcionamiento se almacenan en la memoria virtual hasta nuevo aviso. Un programa puede llegar a transferir tanta información a la memoria virtual que esto repercuta en la reproducción y edición de audio. En este contexto el término “error” no debería entenderse como algo negativo, sino como la descripción de un estado transitorio para una cantidad de información que se está transfiriendo desde o a la memoria física.

Figura 3 - La pestaña "Procesos" puede ayudar a identificar errores de página masivos.

Figura 3 – La pestaña “Procesos” puede ayudar a identificar errores de página masivos.

 

Para identificar rápidamente los procesos que posiblemente limiten los recursos del sistema, se puede acceder a la pestaña “Procesos” y visualizar la lista de recursos y sus respectivos errores de página (Hard pagefaults). Es una información valiosa, porque los programas que generan un gran número de errores de página pueden agotar los recursos del sistema incluida la memoria física, por lo que sería conveniente estudiar más de cerca estos programas o procesos. En lo referente a este “trabajo de investigación” no hay pautas generales, ya que cada PC es distinto. El programa permite ordenar los errores de página en modo ascendente o descendente haciendo clic sobre la cabecera de la columna.

audio-latency-4

Figura 4 – La información de la pestaña “Drivers” resulta útil para detectar tiempos de ejecución altos para ISR y DPC.

El programa marca los tiempos de ejecución altos para ISR y DPC, que se visualizan en la pestaña “Drivers”. Los resultados se pueden ordenar como en el caso de la pestaña “Procesos”. Los problemas de esta categoría suelen estar relacionados con el hardware instalado en el sistema que requiere un dirver. Este hardware podría ser fundamental para el funcionamiento normal del PC, pero también podría no serlo. Por lo tanto, en algunos casos sería posible “desactivar” temporalmente este dispositivo o servicio cuando se quisiera producir música. Sin embargo, cada síntoma debe analizarse por separado. Nunca hay una solución perfecta.

Adiós latencia, hola driver de audio

Aunque en el mercado se presume de hardware y software con latencia cero, hay que recordar que siempre hay latencia, aun cuando esta sea de 1-3 ms. También hay que tener en cuenta que todo lo que sea menor de 10 ms no es perceptible para la mayoría de personas. En lugar de esto habría que aspirar a una latencia baja y no volverse loco intentando eliminar toda la latencia del equipo, porque esto es imposible. Una vez se identifican los problemas de latencia y se reducen en la medida de lo posible (y en la medida que permita el sistema), es necesario configurar Music Maker de tal modo que se utilice el driver de audio adecuado con la configuración de búfer correcta. Y esto es más un arte que una ciencia. Este tema lo abordaremos en la siguiente etapa de nuestro viaje a través de Music Maker, cuando revelemos el misterio de por qué a veces nuestras grabaciones se reproducen a trompicones o crujen.

Derek Neuts
derekneuts

Derek empezó su carrera informática, multimedia y musical de niño con una formación privada de nueve años en piano clásico y composición. Estudió y trabajó como técnico de hardware además de como técnico, cámara y editor y goza de más de 20 años de experiencia tecnológica. Derek está licenciado en Economía y Comunicación por la Universidad de Marylhurst y actualmente está cursando un máster en Psicología de la Industria y la Organización en la Universidad de Capella. Es propietario de DAW Studio Systems, un proveedor de soluciones DAW adaptadas a la gama de productos de MAGIX.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *